Travel & Run

Portada-Travel-diary

Correr me ha dado la oportunidad de conocer lugares que jamás pensé que existieran, he podido disfrutar de vistas increíbles que solo puedes ver corriendo por las montañas, he conocido pueblitos sacados de cuentos literal, he conocido a personas que me inspiran muchísimo a seguir dando más de mi y ponerme nuevos retos; pero sobre todo, correr me ha dado la oportunidad de conocerme a mi misma.

¿Por qué les cuento todo esto? Porque descubrí que la forma perfecta para darle sentido a mi vida es correr y viajar ❤ ¡Es mi combo ganador! Es por eso que en los próximos travel diaries verán muchas montañas, paisajes chulos y pueblitos hermosos de mi México lindo que he conocido corriendo ❤

¿Están listos para el primero? (tamboreeeeeees)

¡Bienvenidos a Pinal de Amoles, Querétaro!

Esta aventura comenzó gracias a que Hugo (mi novio) me inscribió en una carrera trail de 17km en las montañas de este pueblito. Yo tenía más de 1 año sin correr en cerro porque lo mío es correr en calle, así que con engaños ¬¬, Hugo me dijo que estaba inscrita en 10k, lo cual me pareció perfecto para empezar de nuevo a correr trail. Claro que cuando llegué y vi que eran 17km casi me da algo, pero bueno, ya estaba ahí así que no me iba a rendir.

Pinal de Amoles es un pueblito mágico que se encuentra en una de las partes más altas de la sierra de Querétaro; algo que se me hizo súper cool es que para llegar al pueblito debes cruzar la “Puerta del Cielo”, que es el punto más alto de la carretera sobre la sierra y da la sensación de ir avanzando hacia las nubes, ¡simplemente Mágico!

Pinal está rodeado de bosques y a sus alrededores hay preciosos manantiales y cascadas, así que aprovechamos para rentar una cabaña a las afueras e ir a conocer las atracciones naturales del lugar.

DSCN2528.jpg

Puente de Dios

A unos 35 min de la cabecera municipal se encuentra la entrada al famoso Puente de Dios. La caminata de 3km aproximadamente, inicia en una cañada acompañada de un río de aguas cristalinas, conforme vas avanzando el paisaje se torna IRREAL. Cuando menos te lo esperas, el río se va haciendo más ancho, profundo y sus tonos turquesa te invitan a querer darte un chapuzón.

Después de unos 30 min de camino rodeados de árboles y vegetación súper verde, llegamos al Puente de Dios, que es una cueva semi abierta llena de estalactitas y mini cascadas. Obvio no tardamos en despojarnos de nuestra ropas y nos metimos, el agua estaba HELADA, pero en cuestión de minutos nos aclimatamos.

Lo mejor vienen después, siguiendo por la cueva y subiendo algunas rocas, llegamos a una poza profunda donde pudimos disfrutar por unos minutos del silencio y la maravillosa naturaleza del lugar. Mientras estaba en mi momento de paz en el agua, no paraba de pensar en lo agradecida que estaba de conocer este lugar tan mágico ❤

DSCN2559-4.jpg

DSCN2532.jpg

DSCN2611-8.jpg

DSCN2546-5.jpg

DSCN2555-5.jpg

puente de dios.jpg

DSCN2570-6.jpg

DSCN2571-7.jpg

DSCN2572-6.jpg

DSCN2584-6.jpg

En teoría, se supone que un día antes de una carrera no debes agotarte, así que solo alcanzamos a conocer ese lugar y nos fuimos a descansar un rato.

Por la noche decidimos ir a conocer el centro del pueblito y buscar donde cenar porque #cenadecarbohidratos. Wii!!

DSCN2642-final.jpg

DSCN2639-7.jpg

DSCN2648-5.jpg

La carrera

Al día siguiente nos levantamos temprano, nos preparamos y fuimos a la zona de arranque de la carrera. Hugo corría 50k y Norbi (amiguito de carreras) 30k, así que ellos salieron primero.

La verdad es que yo iba con la actitud de disfrutar la carrera y el paisaje, pero aun así estaba súper nerviosa ya que mi “coco” son las subidas. ¡Pues sorpresa! Casi el 75% de la carrera fue subida, y yo solo quería llorar jajaja. A pesar de todo, disfruté la carrera como no tienen una idea, los paisajes estaban para quitarte el aliento y no tanto por el trabajo de llegar hasta ellos jajaja si no por las hermosas vistas ❤

Para no hacerles el cuento largo, llegué a la meta enterita y muy feliz de haber concluido la carrera; al poco rato comenzó la premiación de los primeros 3 lugares en la categoría femenil de 17k y para mi sorpresa, ¡quedé en tercer lugar! De verdad estaba súper incrédula y subí toda torpe al podio a recibir mi medalla 😀

Regresé a mi casa completamente adolorida pero con el corazón súper contento mi logro ❤

Gracias a esta carrera, este año decidí correr mis primero 30k en cerro!! Claro que todo debe ir progresando poco a poco, así que el próximo 3 de marzo corro mi 2º medio maratón trail en Puebla, para que estén al pendiente las stories de @villamoreblog y @matchingshorts (ya les contaré más de este nuevo proyecto pronto) 😉

¡Gracias por leerme!

-Maris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s